Presentación

La Fundación Pública Galega para a Tutela de Persoas Adultas es una entidad pública constituída por la Xunta de Galicia, sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia, declarada de interés gallego y con su patrimonio afectado de modo duradero a la realización de los fines de interés general que se contienen en el artículo 6 de sus Estatutos. Tiene carácter permanente, duración indefinida y su ámbito territorial principal de actuación es el de la Comunidad Autónoma de Galicia.

La FUNGA nació en el año 1996 con el nombre de Fundación Galega para a Tutela de Adultos, ante la necesidad de prestar una atención personal y jurídica especializada a las personas mayores de edad con capacidad de obrar modificada judicialmente o incursas en un procedimiento de modificación de la capacidad de obrar, y de las que los jueces atribuyen a la Xunta de Galicia su protección mediante las figuras jurídicas de la tutela, curatela, defensa judicial o administración de bienes.

Fue clasificada como mixta por Orden de la Consellería de Presidencia e Administración Pública del 19 de diciembre de 1996, declarada de interés gallego por Orden de la Consellería de Presidencia e Administración Pública del 10 de enero de 1997 e inscrita en el Rexistro Único de Fundacións de Interese Galego con el número 1996/14.

Por orden del 21 de marzo de 2006 se modificó su clasificación definiéndose como benéfico-social.

Los Estatutos Fundacionales fueron objeto de varias modificaciones desde su creación con el fin de adaptarlos a las variaciones normativas aplicables y a la propia realidad social de cada momento. En concreto estos procesos de modificación estatutaria fueron tres: el primero llevado a cabo en el año 2004, el segundo en el año 2006 (que implicó entre otros cambios el de la nomenclatura de la Fundación que pasó a denominarse Fundación Galega para o Impulso da Autonomía Persoal e Atención ás Persoas en Situación de Dependencia, no así de las siglas que continuaron a ser FUNGA) y el último el elevado a público en el presente año 2011, que implicó, entre otras novedades, la especialización de la actividad de la Fundación en el campo de la modificación de la capacidad de obrar y la consecuente adaptación de su nombre, pasando a denominarse Fundación Pública Galega para a Tutela de Persoas Adultas pero conservando las siglas FUNGA.

Acceso usuarios registrados

Galicia

 Capacidad jurídica
 Procesos selectivos
 Perfil del contratante